Translate

jueves, 5 de febrero de 2015

Error y bálsamo para Cuba



En el año 2014, Cuba regresó a la Serie del Caribe después de varios años sin participar. Villa Clara dejó una triste imagen en Isla Margarita y regresó solo con un triunfo ante los Indios de Mayagüez. En la actual edición, con sede en San Juan, Puerto Rico, la actuación de los Vegueros de Pinar del Río transita por el mismo sendero.
Desde el primer instante, la conformación del equipo generó polémica. ¿19 jugadores de posición y solo 9 pitchers? ¡Están locos!
Quizás, la dirección técnica pensó que con los toleteros del equipo Cuba sería suficiente para conseguir la corona. Ahora con la deserción de Vladimir Gutiérrez, el panorama se le complica aun más a Alfonso Urquiola. En mi opinión, asumieron un riesgo innecesario porque en torneos cortos el pitcheo es fundamental.

Soy del criterio que no debemos asistir a la Serie del Caribe con la selección nacional. En el país existe talento y peloteros jóvenes necesitados de un mayor protagonismo. Se puede armar un equipo competitivo si llevan a los jugadores de mejor rendimiento en la Serie Nacional. Peloteros como Yulieski Gurriel, Alfredo Despaigne o Frederich Cepeda tienen poco que demostrar en la arena internacional.

Nos enfrentamos a un béisbol superior en la mayoría de los órdenes. Sobre todo, destaca la profesionalidad y el dominio de los fundamentos tácticos del juego de pelota. Pocas veces se observa a un lanzador caminando por el box o un bateador desesperado en la caja de bateo.Cada quien sabe el rol que desempeña en el terreno. Por supuesto, siempre existirán los errores y se demostró en el encuentro contra los boricuas.

El rendimiento en los dos primeros partidos solo invitaba al pesimismo, 2 carreras anotadas en 18 innings. Frente a los Gigantes del Cibao de República Dominicana, a pesar de conectar 12 hits produjeron una solitaria corrida y en 4 ocasiones batearon para doble play. 
 
La victoria ante los Cangrejeros de Santurce llega como bálsamo para el conjunto de la Mayor de las Antillas. Sin embargo, ganar por error en el décimo inning no es sinónimo de superioridad. Los lanzadores cubanos regalaron demasiadas bases por bolas y el bateo volvió a ser improductivo.

Para la selección de los Vegueros aun restan un choque, existen posibilidades de avanzar y siempre se puede jugar mejor. Asimismo, la situación se complica porque el bullpen estará mermado. Aun así, esperemos la victoria frente a los Carbes de Anzoátegui de Venezuela y la clasificación a semifinales, pero más allá de triunfos o no, la verdadera realidad: tenemos mucho que aprender de nuestros vecinos del Caribe. Prometo regresar con un mayor análisis.

1 comentario:

  1. Querido amigo Vergara
    deseo, de corazon,
    que defiendas tu opinion
    y que siempre des la cara.
    Que siempre la misma vara
    uses al medir la gente,
    que tu verbo, independiente,
    no dependa del de arriba,
    que siempre la verdad escribas
    aunque a alguno le reviente.

    Saludos y me tendras por aqui
    Doble P

    ResponderEliminar